sábado, 14 de julio de 2007

COCINANDO AL CARBRON



Reglas básicas para cocinar a la parrilla.


1. Se puede asar de dos formas: con la tapa puesta para tener calor indirecto (la acción es la misma que la de un horno) y sin tapa lo que proporciona calor directo.


2. Hay muchas formas de encender el carbón, una de ellas es colocar un puñado de sal de grano al centro de una servilleta, empapar en aceite de cocina y envolver bien. Se colocan los trozos de carbón alrededor en forma de pirámide y se enciende la punta de la servilleta con un cerillo. Otra opción es con un accesorio llamado chimenea.


3. La temperatura del carbón se divide en tres: caliente (cuando el carbón tiene algunas cenizas grises y se ve encendido), mediano (cuando los trozos están casi cubiertos por cenizas grises), bajo (cuando está cubierto totalmente por la ceniza).


4. Planee los tiempos y el uso eficiente del calor. Cocine primero las entradas e ingredientes que tardan más como los chorizos, y deje para el final los alimentos que necesitan de un calor más bajo y homogéneo como los pescados, mariscos y verduras.


5. Pregunte a los invitados el término de su corte o sáquelos en distintos tiempos para tener opciones de término medio, tres cuartos y bien cocido. Recuerde que el pollo, pescados, mariscos y puerco tardan menos en cocinarse que la res.

No hay comentarios.:

Blog Archivos