domingo, 20 de mayo de 2007

3 Sivan 5767

Holocausto
16/05/2007 Holocausto
Alemania abrió el mayor archivo sobre víctimas del nazismo
Historiadores e investigadores podrán tener acceso a partir del próximo otoño a los documentos que contiene el mayor archivo sobre las víctimas del nazismo, conservado en la ciudad de Bad Arolsen (oeste de Alemania) y que está bajo tutela de la Cruz Roja.
Los investigadores podrán acceder a una copia electrónica o en papel de los documentos del archivo, que hasta ahora sólo podían ser consultados por las víctimas del nazismo y sus familiares.
Con la apertura para fines de investigación de los archivos de Bad Arolsen, los historiadores e investigadores podrán tener acceso a un material histórico muy valioso, pues este archivo contiene unos 30 millones de folios relacionados con unos 17,5 millones de víctimas del nazismo.
Los nazis anotaron de forma meticulosa información sobre los prisioneros de los campos de concentración y de exterminio, por ejemplo, si había enfermedades hereditarias en su familia, el número de piojos que tenían en la cabeza, los experimentos médicos a los que fueron sometidos o si eran acusados de ser homosexuales.
Entre el material archivado se encuentran los nombres de las personas incluidas en la célebre "Lista de Schindler", elaborada por el empresario Oskar Schindler (1918-1974) y gracias a la cual salvaron la vida 1.200 judíos durante el régimen nazi logrando escapar de una muerte casi segura en el campo de exterminio de Auschwitz.
Para poder garantizar y facilitar el acceso de los investigadores a los archivos se está realizando la labor titánica de digitalizar todos los documentos originales, que serán enviados en copia electrónica a las instituciones que así lo soliciten.
El Museo Memorial del Holocausto de Washington y el Museo del Holocausto de Israel, Iad Vashem, han mostrado ya su interés en los documentos del archivo de Bad Arolsen.
La apertura de los archivos con fines de investigación se produce después del acuerdo alcanzado el año pasado por los once países suscriptores de los denominados Acuerdos de Bonn de 1955: Alemania, Bélgica, Estados Unidos, Francia, Grecia, Holanda, Israel, Italia, Luxemburgo, Polonia y Reino Unido.
Con ello se cierra un largo debate entre los partidarios de la apertura a los investigadores del archivo, principalmente Israel y Estados Unidos, y sus detractores, entre ellos Alemania, que recordaban el derecho a las víctimas a la protección de sus datos.
Después de muchos años, el gobierno alemán dio en julio de 2006 luz verde a la apertura de los archivos con fines de investigación.
En Bad Arolsen permanece el gigantesco archivo sobre víctimas civiles del nazismo, tanto personas internadas en campos de concentración o de exterminio, como trabajadores forzosos y otros perseguidos.
El uso del material estaba hasta ahora gestionado por el Servicio de Búsqueda Internacional (ITS), creado tras la II Guerra Mundial para ayudar a familiares de las víctimas a localizar a sus allegados o conocer cuál fue su destino.

No hay comentarios.:

Blog Archivos