sábado, 5 de julio de 2008

El mundo, El hombre y su existencia

editorial del diario.55
El mundo atraviesa una de las épocas más inesperadas de su historia, tal vez, una de las más inciertas por los desafíos que se presagian y que esconden en sus entrañas un futuro que ya invadió los espacios privilegiados del presente. En los últimos años se han registrado cambios en las reglas del juego en todos los aspectos de la convivencia social, la producción de alimentos y la utilización de los elementos naturales que permiten la supervivencia humana, elementos que afectan al hombre.Las relaciones sociales, la economía y la política son elementos que en la actualidad dependen las relaciones internacionales las que son cada vez más complejas, pero convierten al mundo en una aldea global. Las reglas del juego del avance de la civilización y del desarrollo tecnológico han cambiado radicalmente y de manera dramática, no sólo en los países desarrollados sino también en los que como República Dominicana se encuentran en vía de desarrollo.Lo más desconcertante es que sin duda nos movilizamos sobre una pista de tierra movediza, resbalosa y sometida con frecuencia a fuertes e imprevisibles turbulencias sociales y económicas.En ese sentido existen tres elementos que se han convertido en noticias de primera plana y que todos los días atemorizan al mundo que son el incremento de precio del petróleo, la posibilidad de una profunda crisis alimentaria derivada de la producción de biocombustibles y la guerra de monedas entre Estados Unidos y Europa.Pero como la comunicación ha convertido al mundo en una aldea global y que los países se han hecho dependientes uno del otro, estos problemas se sienten a nivel mundial y chocan de frente con la dura realidad de los países pobres.Es por eso que las autoridades de naciones como República Dominicana están obligadas a revisar la actuación de sus gobiernos y pensar más en los intereses colectivos que en los partidarios y de grupos de poder dominantes.
4 de Julio, 2008 - 10:46 AM

No hay comentarios.: