sábado, 24 de marzo de 2007

CARL ROVE
ALBERTO GONE


Como un castillo de naipes, ha comenzado a desmoronarse la administración del presidente Bush. En la Casa Blanca, en los últimos meses los escándalos se suceden en cadena interminable con rapidez cegadora, cada uno más comprometedor que el anterior, lo cual ha puesto a la defensiva a una administración otrora fanfarrona y arrogante.
EDITORIAL

No hay comentarios.: